Nutrición de los agapornis y otros psitácidos pequeños

 

 

 

 

Los agapornis tienen un pico curvo y fuerte que les permite alimentarse de frutos secos y semillas, pero también hay que incluir otros ingredientes en su dieta para que no les falten vitaminas y otros nutrientes importantes. Para mantenerse sanos deben recibir todos los días una ración de vegetales frescos junto con las semillas.


Cada día tendrías que ofrecer a tu agapornis una mezcla de semillas que contenga mijo negro y blanco, lino, guisantes y avena. También se suele agregar una mezcla comercial para periquitos o canarios, aunque puedes comprarlas por separado y preparar tu propia mezcla. Esta comida no se echa a perder y puedes dejar siempre un poco en el comedero.

 

Es conveniente agregar algún tipo de suplemento nutricional para aves, así te aseguras de que no falten aminoácidos y otros micro-componentes de la dieta. Es posible conseguir también alimento para psitácidos pequeños en forma de pellets. Algunas aves no los aceptan bien, pero tienen la ventaja de que no pueden separar las semillas que más les gustan, desperdiciando el resto, y además proporcionan una nutrición completa. Es difícil saber si son de buena calidad o no, de modo que muchos criadores los recomiendan como suplemento de otros alimentos, especialmente en la época de cría, y no como dieta de base.

 

La porción fresca de alimento se administra todos los días o al menos 3 a 4 veces por semana. Puede incluir los siguientes vegetales: remolacha, pimientos verdes o rojos, brócoli, flores de diente de león, tréboles, maíz en grano o en la mazorca, garbanzos, banana, manzana, frijoles, apio, chauchas, repollo, zanahorias, perejil, espinaca y muchas otras frutas y verduras que consigas cada temporada en los comercios. Los brotes de granos y semillas son una excelente fuente de proteínas y las aves los comen con gusto. Es muy fácil preparar tus propios brotes de mijo o cualquier otro grano; simplemente deja las semillas unos días en un frasco de vidrio con tapa y rocíalo con un poco de agua. Abre la tapa un minuto todos los días para ventilar. Cuando veas que aparecen algunas hojitas verdes, ya están listos para comer; si no brotan posiblemente las semillas están demasiado viejas. Utiliza más verduras que frutas, pues estas tienen un alto contenido de azúcar y no se deben dar en gran cantidad. Al final del día retira todo el alimento fresco que no haya sido consumido para evitar que se eche a perder y contamine la jaula (si hace calor deja la comida solo un par de horas).

 

Los alimentos que son tóxicos y podrían matar a una de estas aves son las semillas de manzana, aguacate o palta y las hojas de ruibarbo. La lechuga no es tóxica, pero tampoco aporta nutrientes importantes. Recuerda lavar bien todos los vegetales para eliminar cualquier resto de plaguicida que pudiera dañar a las aves. Ten mucho cuidado si usas sartenes de teflón en el ambiente donde se encuentra la jaula. Cuando se calientan emanan vapores tóxicos que podrían matar a un pájaro pequeño.

 

De vez en cuando se les puede dar algún alimento extra a modo de golosina, como un trocito de un pan integral o arroz integral cocinado. Evita acostumbrar a tu mascota a consumir todos los alimentos que contengan muchas grasas, sal o azúcar, como galletas, tortas o patatas fritas, aunque un bocadillo de vez en cuando está bien. Tampoco debes darles bebidas como café, té, gaseosas o chocolate y mucho menos bebidas alcohólicas. Siempre es mejor mantener la dieta lo más natural posible, sin alimentos refinados o sometidos a procesos industriales (¡esto vale también para ti!).

 

Aprovecha la comida para lograr amansar a un agapornis joven cuando recién llega a tu casa. Ofrécele bocadillos directamente de tu mano, así conseguirás ganar su confianza y acostumbrarlo a la presencia de las personas cerca de la jaula. El alimentarles a mano también contribuye a que sean menos ruidosos que sus congéneres criados por sus padres.

Una dieta natural puede llevar más tiempo y esfuerzo que darle solo semillas a tus pajaritos, pero bien valdrá la pena por verlos felices, sanos y agregar muchos años a su vida.

 

Alimentos TÓXICOS

Alimentos tóxicos

Aguacate

Esta popular fruta es conocida por causar problemas cardiacos y la eventual insuficiencia cardiaca en animales de compañía y en especial de las aves. Aunque existe un cierto debate con el grado de toxicidad de los aguacates, por lo general se aconseja adoptar la postura de mejor prevenir que curar como actitud hacia ellos y mantener tanto a este como al guacamole tan lejos de nuestras aves como sea posible.

Berenjena

La berenjena contiene sales tóxicas incluso para humanos en la cubierta y contiene en todo el fruto solanina, sobre la que tanto nos alertan al hablar de que no demos patatas crudas (de la misma familia botánica). La dosis letal de estos compuestos para humanos es de solo 400mg. Si lo trasladamos a un loro, cuyo peso corporal es cuarenta veces menor, podemos hacernos idea de lo que eso significa.

Perejil y espinacas

Son dos vegetales de hoja verde ricos en acido oxálico, que es un quelante de calcio formando un agregado llamado cristales de oxalato cálcico, que aparte de dejar al ave sin reservas de calcio, es perjudicial a nivel renal (puede causar incluso un fallo renal)

Té , café y coca-cola

Bebidas con cafeína como los refrescos, café o té son muy populares, pero peligrosos para nuestras aves. La cafeína causa un mal funcionamiento cardiaco en las aves, y se asocia con un aumento de los latidos del corazón, arritmia, hiperactividad y paro cardíaco. Compartir un buen trago de zumo de frutas o de verduras en su lugar con nuestras aves les va a gustar mas y va a cubrir ciertas necesidades nutricionales.
Signos de intoxicación por Cafeína
Hipertermia (elevación de la temperatura corporal)
Poliuria (secreción excesiva de líquidos)
Arritmia y estimulación cardíaca
Deshidratación
Hiperactividad
Respiración acelerada
Muerte


Bebidas alcohólicas

Aunque a ningun propietario se le habrá ocurrido ofrecerle a ninguna de sus aves bebidas alcoholica, se han producido casos en los que la itinerancia libre de las propias aves han provocado alguna intoxicación etílica. El alcohol deprime los sistemas orgánicos de las aves y puede ser fatal. Hay que asegurarse de que nuestras aves están a salvo en sus jaulas cuando servimos alcohol.
Los signos del efecto del alcohol son:
Arritmia cardíaca
Depresión
Desorientación
Vómitos
Descordinación
Hipo-actividad

Cacao, Cola-cao, Chocolate

El chocolate considerado sólo como un alimento, es de un alto contenido en calorías y grasa, sin embargo, este, contiene un compuesto llamado Teobromina y Cafeína.
Signos de toxicidad del Chocolate
Excrementos de color oscuro
Vómitos
Desorientación
Diarrea
Convulsiones
Hiperactividad
Orina color verdoso-oscuro
Arritmia cardíaca
Estado previo a la muerte

Semillas de manzana y huesos de otros frutos

Lo creas o no, las manzanas - junto con otros frutos como las cerezas, melocotones, albaricoques, peras- contienen ciertas cantidades de cianuro en sus semillas. Si bien el fruto de la manzana está muy bien para nuestras aves, tenemos que ser conscientes de que además de que las semillas pueden ser venenosas, puede haber plaguicidas presentes en la piel de la fruta. Por ello, tenemos que asegurarnos de limpiar a fondo la piel de todas las frutas y quitar el centro de cualquier pieza de manzana que comparta con nuestras aves para evitar la exposición a estas toxinas.

Cebollas 

Si bien el uso de cantidades limitadas de cebolla o ajo en polvo como saborizantes se considera en general como aceptable, el consumo excesivo de cebolla causa vómitos, diarrea, y una multitud de problemas digestivos. La exposición prolongada puede llevar a problemas respiratorio y la eventual muerte.

Las setas 

Las setas son un tipo de hongo, y se sabe que causan malestar digestivo en aves de compañía. Algunas variedades puede provocar insuficiencia hepática.

Las hojas de tomate 

Los tomates, como las papas y otros tubérculos, pueden ser muy sabrosos para nuestras aves. Pero los tallos y las hojas, son extremadamente tóxicos para ellos. Tenemos que asegurarnos de limpiarlos adecuadamente y en lo posible, ofrecerlos en rodajas, con las partes verdes eliminadas, y así evitaremos la exposición de nuestras aves a cualquier tipo de toxinas.

Sal 

Si bien todos los seres vivos necesitan determinadas cantidades de sodio en sus organismos, el exceso de sal puede llevar a una serie de problemas de salud en las aves, incluyendo una sed excesiva, deshidratación, disfunción renal, y la muerte. Asegúrese de vigilar la cantidad de sal que consumen.

Patata cruda

La patata verde cruda contiene un alcaloide toxico llamado solanina, que se elimina con su cocción ya que es termolábil e hidrosoluble. 


Judías secas y legumbres

Las alubias cocidas son el plato favorito de muchas aves, pero sin cocer, en seco, puede ser muy dañino para ellas. Sin cocer, las alubias, contienen un componente llamado hemaglutin que es muy tóxico para aves. Por ello hay que asegurarse de cocer bien cualquier tipo de alubia antes de ofrecerlas a nuestros pajaros.